c/Passeig, 29, Castellar del Vallès

Reflexiones sobre la compra o adopción de perros

Reflexiones sobre la compra o adopción de perros

Hoy leía que en España se abandonaron 305000 mascotas en el 2019.

Es difícil de imaginarse esa cantidad de animales que han dejado de interesarles a las personas con las que convive.

Estamos muy lejos de conseguir que esto deje de ocurrir. Y las últimas intentonas del gobierno para  solucionarlo pasa por prohibir la venta de cachorros en los comercios especializados.

No soy partidario de la venta de seres vivos, pero en España ya existen una serie de medidas suficientes como para evitar que se sigan cometiendo los errores que se cometen.

Es bueno que se conozcan algunas situaciones para así poder evitar poquito a poco que la situación de un poco la vuelta. Es posible que los datos que yo conozco no sean totalmente correctos o que  ya están en desuso.

En España no se puede hacer criar a tu mascota de manera indiscriminada, para poder hacerlo lo primero que tienes que hacer es crear un núcleo zoológico y una vez tengas tu correspondiente identificación como núcleo tienes que dar de alta la camada de tu mascota. Como tendría que hacer cualquier criador. Si al adquirir un animal a un particular les exigiéramos la documentación correspondiente es posible que se frenada un poco las camadas no deseadas y que en muchas ocasiones son fruto de estafas por el vendedor diciendo que son una raza y resulta que es mezcla de cocodrilo con Chinchilla.

Por otro lado está el falso criador, sobre todo está el que te dice que se dedica a múltiples razas. En la mayoría de estos casos realmente se debe a la importación masiva de cachorros, normalmente provenientes del este. Esto conlleva varios inconvenientes importantes:

  • Estos perros provienen de granjas de cachorros. Esto es cruel porque las hembras no paran de parir durante todo su periodo fértil.
  • Para poder viajar falsifican la cartilla sanitaria porque no se puede transportar un cachorro con menos de tres meses y no tienen ningún problema en decir que tienen dos meses más de los que realmente tienen.
  • Para que les salga más rentable compran “una camionada” y así dividir el coste total entre un mayor número de animales. Esto quiere decir que en muchas ocasiones vienen tan amontonados que algunos llegan muertos y los que llegan vivos tienen muchos puntos de sufrir una enfermedad que trajera uno de ellos.

Para evitar este tipo de estafa es recomendable pedir antecedentes de los progenitores  de los cachorros y no vale el que te digan que te lo has traído a casa para tenerlos  más cuidados y los padres están en otra parte, o que los padres son de un familiar y ahora no te los puede enseñar, etc.

Si que es verdad que otro problema es el efecto reclamo, como dicen los expertos, y es que al verlos tan cachorros nos encaprichamos con ellos y los acabamos por comprar sin antes hacer un planteamiento familiar de si realmente lo podremos atender en condiciones.

A todo esto se unen las modas, hace poco estaban de moda los PPP ahora se empiezan a ver mucho Border Colies, con las necesidades que tiene esta raza igual que los cazadores como los bracos que también han sufrido su moda, especialmente el de Weimar. Adquirimos un animal que no seremos capaces de satisfacer sus altas necesidades y todo porque son muy majos.

En realidad la postura de EEUU en este sentido me parece muy correcta y es que si quieres un animal ves a una protectora y adoptas uno y si quieres una raza en concreto tienes que ir a un criador acreditado.

Así que por el bien de nuestras mascotas tendríamos que seguir unos pasos antes de entrarlos en nuestras viviendas y en nuestra vidas. Lo primero es preguntarnos si seremos capaces de cubrir todas sus necesidades, si es un si tenemos que plantearnos que vida tenemos realmente y que animal se ajustaría mejor a nuestro día a día y no pensar al revés en que si tuvieras cierta mascota podrías hacer cierta actividad. Normalmente no se cumple. Llegado al punto nos tendríamos que plantear donde adquirir al nuevo miembro de la familia, si es adoptar o comprar, y si es esta última la opción tendríamos que ser muy estrictos en asegurarnos de la legalidad y la seriedad de su procedencia.

Leave a Comment

(0 Comentarios)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *